Emisiones globales

Emisiones globales

10 de mayo de 2021

Foto de Hanan Friedman

Hanan Friedman

Fundador y Presidente

Sin duda, la amenaza del cambio climático ya está aquí. Durante el pasado 150-200 años, la concentración de CO2 (dióxido de carbono) en la atmósfera ha aumentado considerablemente. Está claro que estos dramáticos cambios climáticos se atribuyen a las emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) causadas por la actividad humana, como la quema de combustibles fósiles para electricidad, calefacción y transporte.

Los científicos de todo el mundo coinciden en que para limitar los impactos del clima se deberá reducir significativamente las emisiones globales de GHG (gases de efecto invernadero). A pesar de las conferencias internacionales y tecnologías innovadoras, el mundo todavía está lejos de implementar un camino sustentable.  

  •  Emisiones de CO2  

Las emisiones de dióxido de carbono se liberan a la atmósfera de muchas formas. El problema surge cuando la actividad humana altera el equilibrio en la naturaleza. Los gases de efecto invernadero como dióxido de carbono, metano, gases fluorados y otros absorben calor. La enorme cantidad de emisiones de CO2 en la atmósfera hoy se ha convertido en el principal impulsor del cambio climático global, y estamos experimentando los impactos en nuestras vidas.

Si observamos las emisiones globales de GHG por sector vemos que la energía tiene alrededor del 76% de responsabilidad . Esto incluye calefacción, electricidad y transporte. En el sector de transporte por sí solo representa aproximadamente el 23% de las emisiones totales, incluido el transporte por carretera, aviación, transporte marítimo y ferroviario.

Tomemos otro ejemplo. Los sistemas alimentarios son responsables de aproximadamente el 25% de las emisiones globales de GHG. Además, las emisiones de desechos alimentarios son significativas y son alrededor del 25% de la producción total de alimentos. El sistema alimentario mundial es bastante amplio lo cual implica la manera en que los alimentos se producen (cultivo, cosecha), procesados, empaquetados y distribuidos. Se necesitarán soluciones tecnológicas eficaces para su procesamiento y distribución, actividades que también aporten emisiones en este sector.

Las estadísticas muestran promedios mundiales para diferentes sectores; sin embargo, la situación real puede ser muy diferente en cada país. Por ejemplo, en los Estados Unidos el sector del transporte aporta mayores emisiones que la media mundial. En Brasil, la mayoría de las emisiones provienen de la agricultura y el cambio de uso de la tierra.

Me complace mencionar que en los Estados Unidos de Norteamérica han cambiado de dirección y han establecido nuevos objetivos medioambientales. El presidente Biden ha puesto en alto el tema del cambio climático en la agenda nacional. Poco después de su inauguración, América se incorpora al acuerdo de París después de varios años sin participación oficial. El regreso a la arena internacional es un cambio de juego serio. Vale la pena señalar que los EE. UU es el país con mayor emisiones de CO2 de combustibles fósiles después de China.

En abril de este año, el presidente Biden organizó una Cumbre de Líderes de 40 países quienes fueron convocados para discutir los objetivos y las medidas necesarias para abordar la crisis climática y las demandas de la ciencia. Su objetivo será la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del país para 2030, que incluye planes para todos los sectores de la economía.

 

  • La situación hoy

El objetivo a largo plazo del Acuerdo de París es mantener el aumento de la temperatura promedio muy por debajo de 2 °C (por encima de los niveles preindustriales) y para perseguir esfuerzos que podrían limitar el aumento a 1.5 °C. Casi todos los gobiernos del mundo ratificaron el acuerdo y se comprometieron a reducir los gases de efecto invernadero producidos por el hombre. Para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París, las emisiones globales deberían reducirse drásticamente.

La Agencia Internacional de Energía (IEA) emitió un informe evaluando la dirección y la demanda de energía, tomando las emisiones de CO2 tras los efectos del COVID en la economía mundial. Las proyecciones realizadas en abril de 2021 muestran un repunte de casi el 5% de las emisiones globales de CO2 este año, mientras el mundo se recupera de 2020.

  •  ¿Existe algún plan para el mundo y quién lo está realizando?

En uno de nuestros blogs anteriores (Comportamiento sostenible en la industria del transporte y logística), centramos nuestra atención en los pasos de la Industria de la logística que debería tomar medidas para proteger el medio ambiente y generar un cambio social.

Aquí, estamos abordando el desafío de la reducción global de las emisiones de CO2 y cómo cada sector debe contribuir a encontrar una solución.

El sector privado se está sumando. Vemos muchas empresas y corporaciones comprometerse a integrar medidas de sostenibilidad en sus planes de negocio y estrategias. La industria de la logística no es una excepción. Está claro que la integración de prácticas ecológicamente racionales en la gestión de la cadena de suministro aumentará la transparencia y reducción de emisiones. ¡Lo que se mide se puede gestionar!

La 26 a Conferencia de las Partes de la UNFCCC (COP26) se llevará a cabo en Reino Unido en noviembre de este año. Como anfitrión de la Cumbre anual, el Reino Unido considera especialmente importante asumir la responsabilidad de promover los objetivos del acuerdo de París, ya que se están planificando varios eventos "previos a la COP" con el fin de acelerar la acción. Las campañas de cambio radical se centrarán en la transición energética (de combustibles fósiles a energías limpias), transporte por carretera limpia y naturaleza (biodiversidad).

El Plan de descarbonización del transporte del Reino Unido (2020) establece políticas claras para abordar las emisiones de transporte e incluye garantizar que los bienes se entregarán a través de un sistema de entrega integrado, eficiente y sostenible.

Estos son los primeros pasos. Sin embargo, son los pasos que conducen a un cambio relevante para cada país. Esperamos que estas acciones sirvan de excelente ejemplo para que los sigan otros países. 

A medida que el mundo avanza hacia la implementación del Acuerdo de París, está claro que una política sólida será un catalizador para la ambición del sector privado. Creo que solo los cambios en el comportamiento pueden ayudar a lograr una mejor optimización y eficiencia que protegerá el medio ambiente. 

Trucknet ofrece un trampolín en la transición a la energía renovable para lograr emisiones netas de carga cero.